¿Qué es el roaming?

Cuando una persona viaja fuera de su país, que es normalmente el área geográfica cubierta por el operador de telefonía móvil con el que tiene contratados los servicios, necesita utilizar la red de otro operador para poder mantener las comunicaciones que precise (voz, datos, etc.). De forma resumida, el servicio que hace posible el uso de la red de otro operador es lo que se conoce con el nombre de roaming o itinerancia y permite una total libertad de movimientos del usuario sin perder los servicios de comunicaciones que utiliza. El concepto está muy asociado al de viajar.

La existencia de roaming requiere que los operadores de telecomunicaciones hayan establecido previamente acuerdos de intercambio de tráfico de voz y datos, que contemplan aspectos técnicos, de cliente, comerciales, etc. Esos acuerdos incluyen en ocasiones la posibilidad de que viajero pueda hacer uso de la misma numeración que utiliza en su país de origen, para que le sea posible llamar usando simplemente el número del destinatario, sin necesidad de añadir ni prefijos ni nada más.

El servicio de roaming supone para el usuario unos costes adicionales a los que tiene una llamada que se inicia y finaliza en el propio país. Normalmente esos costes adicionales los paga el viajero que está fuera de su país, tanto si realiza o recibe una llamada como si envía un SMS o utiliza datos. La recepción de SMS no suele tener coste para él.

Aunque han mantenido una tendencia decreciente con el tiempo, los usuarios consideran que esos costes de roaming son elevados, lo que limita mucho el uso de los teléfonos móviles fuera de sus países de origen en todas las modalidades de comunicación. En general, los viajeros se sienten con restricciones a la hora de utilizar los dispositivos en el extranjero y, aunque los lleven consigo, reducen de forma radical el uso, sobre todo comparado con el que hacen en su país. Este fenómeno es especialmente acusado cuando se trata de las comunicaciones de datos. Una parte importante de los usuarios simplemente cancela esta opción cuando sale de su país o llega a apagar el terminal durante todo el viaje.

La tendencia de las tarifas de roaming es claramente a la baja e incluso en regiones como Europa van a desaparecer. Esta supresión plantea diferentes escenarios y uno de ellos muestra que todos los implicados pueden salir beneficiados: los consumidores consiguen unas comunicaciones más sencillas y baratas y los operadores, gracias a los menores costes, aumentan notablemente el número de clientes que realizan viajes y con ello sus ingresos. El futuro debe corresponder a un mundo global y digital en el que las comunicaciones sean una herramienta básica y al alcance de todos los habitantes del planeta, sea cual sea su ubicación.

Acceder a los últimos informes sobre roaming

LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com