«

»

Nov 06 2014

España 2018 (Consejo Empresarial para la Competitividad)

Fecha de publicación: Noviembre de 2014Captura

El informe, el sexto emitido por el think tank en sus tres años de andadura, proyecta la imagen de una España competitiva y generadora de empleo. Propone actuaciones reformistas en ocho campos de actuación, desde el aumento del tamaño de las empresas y su internacionalización, mejorando para ello el marco institucional, pasando por la excelencia en educación, hasta la aceleración de la economía del conocimiento, una política energética sostenible, fluidez en la financiación, lucha contra el fraude y sostenibilidad fiscal. Analiza los comparables europeos y las tendencias macroeconómicas, llegando a la conclusión de que hace falta profundizar en las reformas para reforzar la creación de empleo más allá de lo que se logre como consecuencia del ciclo económico. En este escenario España podría crear 2,3 millones de empleos en cuatro años. Según el informe, en materia de aceleración de la economía del conocimiento los principales retos a los que se enfrenta España en este frente son: el fomento del desarrollo científico y tecnológico y del espíritu empresarial, proyectando una marca España industrial sólida; y el impulso de una mayor inversión en I+D, clave para la generación y acumulación de conocimiento y capital tecnológico en una economía. Así se apunta que para 2018 la inversión en I+D debería alcanzar el 3% del PIB frente al 1,3% actual y que al menos 2/3 de la misma provengan de la inversión privada. Además, se fijan como objetivos fomentar la implantación de servicios digitales en pro de la eficiencia, revisar la actual aplicación de la ley de competencia europea asumiendo que se necesita mayor escala para ser más competitivo, y aumentar la inversión en intangibles al menos hasta el nivel promedio UE-15. El informe explica, además, que la aportación de la economía del conocimiento al desarrollo económico en España necesita actuaciones en cuatro ejes clave: impulsar el desarrollo industrial en clave digital; incorporar técnicas digitales en la comercialización; transformar el modelo educativo para capacitar a las personas en las nuevas competencias del siglo XXI; y finalmente, acelerar la ejecución de la Agenda Digital. Respecto a este último punto, las telecomunicaciones tienen un papel habilitador fundamental, al tiempo que es de especial relevancia que Internet permanezca siempre como una plataforma abierta y que todas las empresas que prestan servicios en Internet estén regidas por las mismas reglas. El informe concluye en este punto que si se logra equiparar en 2018 estos indicadores a las mejores prácticas de nuestros socios europeos se conseguiría un impacto extra del 1,5% del PIB, que se trasladaría a una creación neta de empleo de 130.000 puestos de trabajo por año.

Acceder al Informe «España 2018» (Consejo Empresarial para la Competitividad)

OTROS INFORMES DE CONSEJO EMPRESARIAL DE LA COMPETITIVIDAD

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com